Suave pero intenso

Este beso va acompañado de muchas caricias entre suaves y fuertes, entre tocar y apretar. Usa tus labios y tus manos. Comienza con un suave toque cerca de los labios de tu pareja, después besa apasionadamente, retira un poco tu cabeza, regresa con un beso en el que introduzcas tu lengua ligeramente, muerde un poco, retírate de nuevo. Juega con la frecuencia, la fuerza y dale una muestra a tu pareja de lo que pueden hacer más tarde.