Mordidas sexuales

  • Directa: Usa tus dientes frontales para retener el labio inferior de tu pareja.
  • Mordisca Oculto: Son aquellos mordiscos que se hacen sin dejar huella, hay que tener cuidado para no lastimar.
  • Intensa: El cuello, es una buena zona para intentarla, solo si ambos están de acuerdo. Haz que el contacto sea apasionado, puede llevar un ritmo entre suave y salvaje.