La zona imaginaria

Tapa los ojos de tu pareja, marca una cruz usando tu dedo como pluma en el cuerpo de tu pareja, después besa esa parte. Repite una y otra vez. Después de varios besos vuelve a marcar la cruz pero ahora besa en otra parte. Esto hará más excitante los besos.