Juego previo

Utiliza una pluma o similar, roza con ella los labios de tu pareja. Acto seguido, dale unos besos pequeños (no profundos); vuelve acariciar con la pluma y esta vez regresa con un beso más fuerte. Lleven este beso a la parte del cuerpo que prefieran. ¡Les va a encantar!