El esquivo

Comienza a besar a tu pareja en la comisura de los labios. no dejes que te bese directamente, juega, acércate y aléjate suavemente. Hazlo que desee más y más llegar al beso final. Muerde muy cerca de la boca, la espera hará que el momento del beso, sea el más apasionado.