El cazador

Juega a que tus labios atrapen el labio inferior de tu pareja y viceversa, la dificultad de este beso está en no utilizar las manos para tomar la cara de tu pareja, únicamente con movimientos del cuerpo y los labios deberás ser capaz de cazarla. Este tipo de besos se convierten en un juego previo que además de ser divertido se vuelve muy estimulante.