El beso penetrante

Acércate a tu pareja, tapa con una mano sus ojos. Ve uniendo tus labios con los de él muy lentamente, muy despacio introduce tu lengua (sólo un pequeña parte), después retírala y continua con el beso a forma de mordidas ligeras y besos suaves.