fetiches, otra manera de encontrar el placer

Fetiches: lo que nadie imagina de ti

Todos ocultamos algo que en la cama nos excita 😈

El espectro de la sexualidad es tan amplio y diverso que existen muchos temas que las personas usualmente no hablan, ya sea por miedo, vergüenza o simplemente por desconocimiento. Uno de esos temas son los fetiches. Sigue leyendo, te sorprenderás con lo que te vamos a decir.

Fetiche, ¿qué significa?

En antropología, los fetiches son objetos de culto con propiedades mágicas y sobrenaturales.

La palabra fetiche tiene su origen en el latín, cuyo significado es “artificial e inventado”. Más tarde, evolucionó en el portugués feitiço, que se usaba para nombrar a los objetos fascinantes que los viajeros portugueses encontraban en sus travesías. Finalmente, se adoptó del francés, cuyo significado es “manía”.

Concretamente, un fetiche es un objeto, parte del cuerpo o situación en particular que sirve como fuente de excitación sexual a una persona. 

Son aquellas cosas que nos excitan pero que, de alguna forma, mantenemos en secreto, ya sea por miedo, vergüenza o porque simplemente no sabemos que nos excita

¿Cómo saber qué fetiches tenemos? Basta con prestar atención y experimentar aquellas cosas que nos gustaría probar pero aún no nos atrevemos.

¿Por qué tenemos fetiches?

Existen muchas especulaciones sobre por qué se desarrollan los fetiches. Hay expertos que señalan que las personas ya nacen con ellos, mientras que existen otros que apuntan a su origen en eventos traumáticos durante la niñez y adolescencia.

De cualquier manera, tener fetiches puede ser una ventaja para aumentar el placer en el sexo. Son un excelente pretexto para poner a prueba nuevas experiencias sexuales. Hablar con tu pareja sobre los gustos de ambos es una gran oportunidad para disfrutar al máximo su sexualidad.

Y hablando de probar, ¿ya probaste nuestro nuevo lubricante Sexy Cherry? ¡Ve por el tuyo en Mercado Libre! 🍒👉 3 Pack De Playboy Lubricants Sexy Cherry 60ml C/u | Mercado Libre

¿Es malo tener fetiches?

Es importante reconocer la diferencia entre fetiches y filias, puesto que el fetiche es sólo una manera de despertar el deseo y puede ayudarnos a tener un orgasmo, mientras que una filia es la única manera en la que podemos excitarnos y llegar al clímax.

Por ejemplo, alguien con un fetiche a la lencería puede sentirse excitado al ver a su pareja vestida con esas prendas, mientras que quien tenga esa filia, no podrá tener un orgasmo si su pareja no usa lencería durante el sexo.

Cuando se llega a este punto, lo mejor es consultar con personas expertas en salud sexual, pues las parafilias afectan nuestra vida sexual.

Algunos fetiches comunes

Existen tantos fetiches como la imaginación humana lo permita. Van desde objetos y partes del cuerpo que las personas encuentran placer en ver o tocar, hasta comportamientos y actitudes que incluso dan un giro divertido al momento de tener sexo con alguien más. Estos son posiblemente los más comunes:

1. BDSM

Se refiere a las iniciales de Bondage, Dominación/Disciplina, Sadismo y Masoquismo.

Quienes tienen afección al BDSM disfrutan de las prácticas que incluyen humillaciones, golpes, dolor e inmovilización a través del amarre con cuerdas. El uso de juguetes y vestimenta adecuada pueden ayudar a incrementar la intensidad del juego, como lo son los látigos, antifaces, látex, cadenas, etc. 

Si entiendes esta referencia quizá el BDSM es lo tuyo

Playboy Condoms (México) (@playboycondomsmx) • Fotos y videos de Instagram

2. Lencería y ropa interior

La vestimenta puede despertar el deseo sexual en cualquier persona, pero quienes tienen este fetiche, encuentran excitación en ver y/o hacer uso de la lencería y la ropa interior, sea propia o de la pareja.

La lencería incluso puede ayudar a elevar la autoestima, pues hace sentir sexy a quien la usa. El oler, tocar y compartir estas prendas puede resultar muy excitante, por lo que podrías intentar practicarlo la próxima vez.

3. Juego de roles

El juego de roles implica adoptar ciertas personalidades durante el sexo para darle un giro distinto a la rutina.

Quienes se sienten excitados por el juego de roles usan ropa y actitudes que ayuden a darle mayor credibilidad al rol que se está desempeñando. 

Es una práctica que puede resultar muy divertida fuera de la rutina si tienes la confianza suficiente de hacerla con tu pareja.

¿Ya estás listo para probar aquello que nunca has hecho? Pon las reglas del juego y libera lo que nadie imagina de ti con Playboy Condoms 🎈🐇Compra tus Playboy Condoms preferidos aquí: Playboy Condoms | MercadoLibre.com.mx

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
eparedes

eparedes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Populares

X